Cómo administrar una granja y ser un héroe al mismo tiempo - Waterkeeper

Cómo administrar una granja y ser un héroe al mismo tiempo

Por: Península de Nicoya Waterkeeper

Por Mariana Cassini. Publicado originalmente por Península de Nicoya Waterkeeper, vuelto a publicar con permiso.

In English a continuación

En el Distrito de Cóbano generamos cientos de toneladas de basura por mes, las cuales son llevadas a un relleno sanitario ubicado en Miramar a 6 horas en auto. Más de la mitad de esa basura son desechos orgánicos, es decir, restos de comida que tú y yo tiramos.

Los desechos orgánicos generan malos olores, emisiones de gas metano (uno de los gases de efecto invernadero más dañinos) y contaminan el agua y la tierra si se eliminan de manera inadecuada.

Sin embargo, hace varios meses, un gran porcentaje de los residuos orgánicos en Santa Teresa y Malpaís se ha destinado a un método mucho más respetuoso con el medio ambiente: Don Nacho, un agricultor de Malpaís que diariamente recolecta sobras de comida y desechos orgánicos de 22 restaurantes para reutilizarlos como alimento para animales en su finca.

Don Nacho, oriundo de Quepos, se instaló en Malpaís hace 6 años. Con vasta experiencia en agricultura y ganadería, construyó aquí su finca ganadera. Hace un año asistió a una Península de Nicoya Waterkeeper formación donde aprendió la importancia de la reutilización y el compostaje en términos de protección del medio ambiente, y también para su negocio. Entonces, decidió aplicar lo aprendido en su propia finca. Con gran curiosidad y ganas de aprender, se acercó al NP Waterkeeper equipo para descubrir cómo convertir su granja en una sostenible, donde los restos de comida de otra persona son un recurso para él.

Dentro de sus primeros días de recolección de orgánicos, Don Nacho inició lo que sería una gran solución de contaminación para toda la comunidad de Santa Teresa y sus alrededores. Todos los días, cuando viaja con su camioneta para recolectar restos de comida de los restaurantes, en realidad los está ayudando a reducir a la mitad la cantidad de basura que eliminan a diario. Esto significa que los restaurantes están reduciendo su contaminación. Algunos restaurantes eliminan 400 kilos de residuos orgánicos a la semana, es decir 1.6 toneladas al mes.

Este nuevo sistema de recolección orgánica ha generado varios beneficios para la comunidad. Ha ayudado a reducir los malos olores en las calles, los animales ya no destruyen las bolsas de basura tanto como antes, y la basura que enviamos al relleno sanitario está disminuyendo considerablemente.

Es por eso que creemos que Don Nacho es un héroe de nuestra comunidad, con la única preocupación y el deseo de aprender ¡se pueden lograr cambios increíbles! Quería tener una granja sostenible y se las arregló para ayudar a reducir la contaminación en la ciudad como efecto colateral. Queremos agradecer a Don Nacho y a todos los restaurantes que eliminan correctamente sus residuos orgánicos.

La finca de Don Nacho es parte de la Península de Nicoya Waterkeeper, Negocios amigables con el océano iniciativa. Brindamos a los restaurantes y hoteles locales un marco que describe cómo los propietarios de negocios pueden contribuir a la salud de los océanos a través de acciones simples y prácticas. Cuando logran estas soluciones, les otorgamos una certificación que avala sus compromisos con la vida sostenible. Desde su lanzamiento, tenemos ¡11 empresas certificadas y 10 más están en camino! Estas empresas reciclan, compostan, tratan sus aguas residuales de manera adecuada y no utilizan plásticos de un solo uso.

***

Cómo manejar una finca y ser un héroe al mismo tiempo: la historia de Don Nacho

Por Mariana Cassini. Publicado originalmente por Península de Nicoya Waterkeeper, vuelto a publicar con permiso.

En el Distrito de Cóbano generamos cientos de toneladas de basura al mes, las cuales son destinadas al relleno sanitario situado en Miramar a 6 horas conduciendo. Más de la mitad de esa basura son residuos orgánicos, es decir, restos de comida que vos y yo arrojamos a la basura.

Los residuos orgánicos generan malos olores, emisiones de gas metano (uno de los gases de efecto invernadero más perjudiciales), contaminan las aguas y las tierras si son desechados de forma inadecuada.

Sin embargo, hace varios meses, un gran porcentaje de los residuos orgánicos de Santa Teresa y Malpaís están siendo destinados a un uso mucho más amigable con el medio ambiente: Don Nacho, un finquero de Malpaís está recolectando los restos de comida de 22 restaurantes de forma diaria para re-utilizarlos cómo alimento en su finca.

Don Nacho, oriundo de Quepos, se instaló en Malpaís hace 6 años. Con vasta experiencia en agricultura y ganadería, construyó su finca donde tiene vacas y cerdos. Hace un año asistió a una capacitación de Nicoya Península Waterkeeper donde aprendió la importancia que tienen la reutilización y el compostaje para el medio ambiente y también para los negocios. Así que decidió aplicarlo al suyo. Con mucha curiosidad y ansias de aprender se acercó al equipo de NP Waterkeeper para saber cómo convertir su finca en una sostenible, donde los restos de comida de alguien más sean un recurso para él.

Don Nacho, con sus primeros días de recolección de orgánicos, dió inicio a lo que sería una gran solución de contaminación para toda la comunidad de Santa Teresa y alrededores. A diario viaja con su pick-up a recoger los restos de comida de los restaurantes, ayudándolos a reducir a la mitad la cantidad de kilos de basura que desechan diariamente. Algunos restaurantes llegan a desechar 400 kilos de residuos orgánicos a la semana, o sea, 1,6 toneladas al mes.

Este nuevo sistema de recolección de orgánicos de Don Nacho ha generado varios beneficios para la comunidad. Ha ayudado a reducir los malos olores en las calles, los animales ya no destruyen tanto las bolsas de basura dispersando su contenido por la calle y la basura que enviamos al relleno sanitario está disminuyendo ampliamente. 

¡Es por esto que creemos que Don Nacho es un héroe de nuestra comunidad! Basta tener interés y ganas de aprender para poder lograr cambios increíbles. Él quería llevar adelante una finca sostenible y logró ayudar a disminuir la contaminación del pueblo como efecto colateral. Gracias a Don Nacho ya todos los restaurantes que cuentan con residuos orgánicos de la forma correcta.

La finca de Don Nacho es parte de la iniciativa Negocios amigables con el océano Península de Nicoya Waterkeeper. Brindamos a los restaurantes y hoteles locales un marco que describen cómo los propietarios de negocios pueden contribuir a la salud de los océanos a través de acciones simples y prácticas. Cuando logran estas soluciones, les otorgamos una certificación que avala sus compromisos con la vida sostenible. Desde el lanzamiento, hemos certificado 11 empresas y ¡10 más están en camino! Estas empresas reciclan, compostan, tratan sus aguas residuales de manera adecuada y no utilizan plásticos de un solo uso.