Preservando el Área de Conservación Regional Montaña Ausangate

Una montaña salvada, los caminos de un pueblo preservados

Por: Río Mapacho Waterkeeper

La magnífica región de Cusco, en los Andes peruanos, incluye el glaciar tropical más grande del mundo, Quelccaya, y muchas otras maravillas naturales, pero enfrenta crecientes amenazas por la actividad minera y el cambio climático. Foto de Daniel Prudek / Shutterstock.
Por Ronald Catpo, Río Mapacho Waterkeeper

En 2008, el gobierno regional de Cusco en Perú declaró su intención de proteger muchos de los ecosistemas más valiosos de la región designándolos Áreas Regionales de Conservación debido a su biodiversidad, los servicios ambientales que brindan y su importancia espiritual y cultural para los quechua. gente nativa. Uno de ellos fue la cadena de nevados andinos del Ausangate, zona que incluye el glaciar tropical más grande del mundo, Quelccaya. Además, las aguas de la cordillera Ausangate alimentan importantes ríos como el Vilcanota y el Mapacho.

Río Mapacho Waterkeeper ha estado trabajando en el sueño de declarar el glaciar Quelccaya y el ecosistema Ausangate como Área de Conservación Regional desde 2014.

Río Mapacho Waterkeeper ronald catpo
Río Mapacho Waterkeeper Ronald Catpo lideró la lucha para crear el área de conservación regional Ausangate de 66,514 hectáreas. Fotos de Río Mapacho Waterkeeper.
Esta área se ha enfrentado a una presión cada vez mayor en los últimos años debido al aumento de las temperaturas globales y la actividad minera. Estos factores hicieron que fuera más difícil para la región recibir el estatus de protección. De hecho, la agencia oficial del gobierno que supervisa la actividad minera, el Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico, otorgó concesiones mineras a muchos solicitantes, impidiendo así la integración de una parte considerable de la región al área de conservación de la montaña Ausangate.

Entre 2008 y 2013, hubo una serie de retrasos porque el área de conservación propuesta no era una prioridad del gobierno. Los cambios en el gobierno regional y los retrasos burocráticos también fueron factores. Para agosto de 2017, había nueve comunidades quechuas involucradas en la creación del área de conservación Ausangate.

Por ley, debido a una larga historia de maltrato y explotación del pueblo quechua, tenía que haber un extenso proceso de consultas. Este proceso fue polémico y algunos argumentaron que la creación del área de conservación podría tener efectos negativos en sus derechos colectivos, como el derecho a la tierra, el acceso a los recursos naturales y la capacidad de mantener sus prácticas culturales, ya que el gobierno regional del Cusco administraría el área protegida.

Río Mapacho Waterkeeper ha estado trabajando en el sueño de declarar el glaciar Quelccaya y el ecosistema Ausangate como Área de Conservación Regional desde 2014.

Además, también existía el temor entre algunas comunidades de que se otorgarían concesiones mineras y con ellas una serie de problemas ambientales y de salud. En última instancia, de las nueve comunidades quechuas involucradas, solo dos se mostraron firmes en formar parte del área de conservación.

El 12 de diciembre de 2019 se declaró oficialmente el Área de Conservación Regional Ausangate con 66,514 hectáreas, incluyendo el casquete glaciar Quelccaya; y con ello aproximadamente el 20 por ciento de las montañas que dan vida a la cuenca alta del río Mapacho recibieron protección permanente. En general, fue un gran triunfo considerando las dificultades que presentó el proceso, y quienes lideramos la iniciativa confiamos en que el exitoso esfuerzo de preservación y las lecciones aprendidas se pueden aprovechar para convencer a otros pueblos a unirse en el futuro.